Remedios caseros para la infecciones de oído


Una infección del oído es una infección que ocurre detrás del tímpano. El profesional de salud que lo atiende tal vez la llame una infección del oído medio o una otitis media.

Las infecciones al oído se pueden producir por factores externos, como la falta de un adecuado aseo.
La inflamación e infección de la cavidad del oído medio, denominada otitis media aguda, es una de las enfermedades más comunes en la infancia, sobre todo en los lactantes entre cuatro y dieciocho meses de edad y en los escolares de cinco a siete años. Se calcula, por ejemplo, que durante los primeros doce meses de vida 50% de los niños ha sufrido otitis media aguda, al menos en una ocasión y antes de los seis años de edad, 80% de los menores de ambos sexos han experimentado por lo menos un episodio de la enfermedad.
Existen varias condiciones que favorecen la aparición de otitis media aguda en los niños y entre ellas, la más importante es el resfriado común y otras infecciones de las vías respiratorias, causadas por virus, que son bastante frecuentes en los pequeños.

La contaminación ambiental y fumar en presencia de los niños son factores que promueven la inflamación de las delicadas estructuras del oído medio y, en consecuencia, facilitan la infección.
Como la garganta y la cavidad del oído medio están conectadas por un conducto denominado trompa de Eustaquio, darle biberón o alimentar a los niños estando acostados facilita que los líquidos pasen de la garganta al oído y se infectan con facilidad.

Aquí algunos consejos para su afección
Use gotas para los oídos con benzocaína y un descongestionante para aliviar el dolor.
Un amplio estudio realizado en Holanda, mostró que no había diferencia mayor en el resultado cuando los niños recibían antibióticos, cuando eran comparados con un grupo placebo. De hecho los antibióticos no son muy usados actualmente en Europa como en los Estados Unidos. De hecho, sólo el 31% de los médicos generales en Holanda usan antibióticos para tratar estas infecciones.
Al no utilizarlos de inmediato, permite que el sistema inmune de su hijo reaccione y pueda construir un mejor medio de ataque para futuras infecciones. A pesar de que pueda no ser fácil esperar, esto puede ser algunas veces la acción más eficaz a largo término.

Aceite de ajonjolí
Poner una cucharita sobre el fuego calentar apenas el aceite.
Con un y con gotero poner una gota del aceite en cada oído y santo remedio.

Beba líquidos en abundancia.
Ponga un paño caliente, húmedo sobre el oído para calmar el dolor.
Duerma con varias almohadas para disminuir la presión sobre el oído. Si se trata de niños pequeños, también puede aliviarlos si se cargan en brazos y se mecen manteniéndolos rectos.
No vaya a la piscina, no viaje en avión, ni haga viajes a las montañas.

Ajo
Hervir dos dientes de ajo en un poco de aceite de oliva poniendo en un recipiente a baño maría. Cuando este tibio, colocar una gota en el oído para calmar el dolor.


Remedios caseros para la infecciones de oído

Fuente:
http://trucos-abuela.blogspot.com/2008/01/remedios-caseros-para-la-infecciones-de.html

Más remedios caseros naturales

Buscar Remedio
Búsqueda personalizada